Incapacitaciones, tutelas y curatelas - Velázquez y Villa | Abogados Economistas

Incapacitaciones, tutelas y curatelas

¿Necesitas proteger los derechos de una persona que no puede hacerlo por sí misma?

Velázquez y Villa: El Valor de tu Victoria

Hay ocasiones en las que una persona no puede defenderse por sí misma. A veces, no pueden luchar por sus derechos, o incluso por sus propios bienes o ingresos. Por eso existen las incapacitaciones, tutelas y curatelas. Vamos a explicar en qué consiste cada una y a resolver algunas dudas que nos puedan surgir.

Incapacitaciones

Es un proceso por el cual protegemos los derechos e intereses de una persona que tiene una deficiencia física o psíquica permanente, o alguna enfermedad que impida que pueda gobernarse.

¿Quién puede solicitarla?

Tiene capacidad para hacerlo el cónyuge y los descendientes de la persona que lo requiere. Si no hubiera parientes para solicitarlo, o no lo hicieran, es el Ministerio Fiscal el que se encargará de ello.

¿Qué se establece?

Una vez resuelta la sentencia, se determina la dimensión de la incapacitación, así como sus límites y el régimen de tutela o guardia al que se somete la persona incapacitada.

Tutelas

Se da en casos de menores no emancipados, que no están bajo la patria potestad de sus padres. También en incapacitados, personas sometidas a una patria potestad prorrogada y menores en situación de desamparo.

 

Elección del tutor

  • Cónyuge.
  • Padres.
  • Si los padres han fallecido, quien ellos hayan designado como tutor legal.
  • Descendientes, ascendientes, hermanos…

Extinción de la tutela

  • Cuando el menor alcanza la mayoría de edad.
  • Cuando quien era titular de la patria potestad, la recupera.
  • Por fallecimiento.

Curatelas

El proceso de curatela es un proceso de guarda legal. A diferencia de la tutela, necesita asistencia para aquellos actos que hayan sido determinados en la sentencia de incapacitación. Se acogen a ella los emancipados cuyos padres hayan fallecido o estén incapacitados, los pródigos y los que hayan sido obtenido el beneficio de la mayoría de edad que hayan sido declarados incapacitados.

¿Quién se puede acoger a la curatela?

  • Hijos emancipados cuyos padres hayan fallecido.
  • Los que obtuvieran la mayoría de edad.
  • Aquellos que han sido declarados pródigos o cuando haya sentencia de incapacitación.

¿Quién será el curador?

La legislación se remite a las leyes de la tutela. En el caso de que la persona que se somete a curatela ya ha tenido un tutor, éste será también el curador.