| Velázquez y Villa | Abogados Economistas

Incapacidad permanente total por apneas del sueño

Incapacidad permanente total por apneas del sueño

Caso de éxito Incapacidad Laboral VELAZQUEZ&VILLA. El Juzgado de lo Social nº 3 de Oviedo estimó nuestra demanda de incapacidad permanente por apneas del sueño y rinitis. 

El problema

El cliente, conductor de autobuses de 51 años, solicitó nuestros servicios para poder cobrar una pensión por incapacidad laboral derivada de enfermedad común. Padece:

SAHS moderado (09) en tratamiento con CPAP. Hipertrofia de cornetes. Probable rinitis. Trastorno ansioso depresivo. HDL L1 – L2 con profusiones discales discretas – mínimas T 12 – L1, L5 – S1. IVC en MM.II.

La preparación y orientación desde nuestros servicios jurídicos permitió el reconocimiento y declaración de la pensión por incapacidad permanente en su grado de total para su profesión con carácter vitalicio por enfermedad común en la vía judicial, por medio de sentencia dictada en primera instancia por el Juzgado de lo Social Nº 3 de Oviedo, la cual fue ratificado posteriormente por el Tribunal Superior de Justicia.

Sentencia favorable del Juzgado de lo Social por apneas del sueño y rinitis

En la actualidad nuestro cliente es beneficiario de la Incapacidad Permanente TOTAL y recibe una pensión de carácter vitalicio por ello.

Os adjuntamos la sentencia para vuestro conocimiento:

Sentencia Judicial Incapacidad Permanente por problemas cardio respiratorios

Este es el testimonio de Juan:

¿Cómo conociste el Despacho?

A través de un amigo que estaba en una situación parecida a la mía, y que también vino aquí al despacho.

¿Qué situación tenías en el momento en que acudiste a Velázquez y Villa Abogados?

En una situación malísima, la situación en la que me encontraba me impedía trabajar. Era conductor, tenía muchos problemas para dormir, problemas de ansiedad, problemas psíquicos y demás… eso fue generándome más problemas y llegó un momento en que no podía más, que no podía desarrollar el trabajo con seguridad. Transportaba viajeros, un autobús. Tanto transporte escolar como de viajeros en general, viajes cortos largos, de día de noche… de todo tipo. No había nada fijo.

El proceso del juicio con la Seguridad Social, ¿fue largo? ¿Cuánto tiempo duró desde que se presentaron los papeles hasta que tuviste la sentencia?

No, no fue muy largo. Fue cuestión de un año

¿Qué te concedieron?

Una incapacidad permanente total. Puedo realizar cualquier actividad que no tenga nada que ver con la conducción.

¿Qué beneficios obtuviste de la sentencia? ¿En qué cambio tu vida cuando te dijeron “sí, usted está incapacitado para conducir un autobús”?

Para mí fue un alivio, yo veía que no podía desarrollar el trabajo. Para mí fue un alivio. A pesar que mi vida iba a dar un giro, porque yo toda mi vida había sido conductor de autobús, no desarrollé ninguna otra actividad, nunca tuve la necesidad de hacer otros trabajos. Estuve ahí en una fase que no sabía cómo iba a seguir avanzando, pero sin embargo, sin problema. Empecé a estabilizar un poco el tema del sueño. Ya no tenía la responsabilidad con el trabajo, eso me generaba ya una tranquilidad y fui mejorando.

El hecho de haber ganado la incapacidad total, ¿cambió tu vida?

Sí, sí, cambió para mejor evidentemente.

“Al concederme la incapacidad ya no tenía la responsabilidad con el trabajo, eso me generaba mucha tranquilidad, y fui mejorando”.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*