Accidente grave de moto - Velázquez y Villa | Abogados Economistas
Accidente grave de moto

“Mi nombre es Laura Fernández y sufrí un accidente grave de moto”.

Yo era una persona activa y deportista, me encantaba correr, dar largos paseos y hacer deporte en general. Tenía mi trabajo fijo y llevaba una rutina y forma de vida con la que estaba plenamente satisfecha, hasta el día que mi vida cambió completamente.

Una moto se saltó el paso de peatones por donde cruzaba y a consecuencia del atropello, acabé en la UVI del hospital con pronóstico reservado. Me llevó un tiempo despertar y aún así estuve un tiempo a consecuencia de los calmantes sin enterarme muy bien de lo que había pasado.

Gracias al cielo, mi marido contactó con Velázquez y Villa y María Teresa (socia fundadora) vino a verme al hospital para encargarse de mi caso. Se implicó y empatizó conmigo al máximo y tras conocerla y plantearnos como llevaría nuestro caso, confiamos en ellos. La situación se tornó complicada al no ser simplemente el accidente, las secuelas ocasionadas (para mí se acabaron los largos paseos y andar me cuesta aún a día de hoy, además durante dos años no pude realizar movimiento alguno), o la horripilante depresión que me vino tras salir del hospital, imagináos, adiós a toda mi vida pasada, sin deporte, sin posibilidad de ir a trabajar, sin posibilidad de llevar una vida “normal” como llevaba antes.

Lo peor fue que la moto no tenía seguro y por supuesto el consorcio no se quería hacer cargo de los gastos derivados del accidente. Maite se encargó de todo, os puedo asegurar que el control que tenía del caso era excepcional, como si yo hubiera estudiado derecho y pudiera defenderme a mí misma. Se implicó tanto en el caso y lo preparó tan bien que obtuvimos la máxima indemnización posible, lesiones, secuelas, rehabilitación, indemnizaciones, no sé que hubiera pasado sin ella. Os aseguro que es una experiencia que no deseo a nadie, todo lo que me ha supuesto estos años y lo duro que ha sido salir del pozo en el que me encontraba metida. Pero lo que si estoy convencida es que acerté con Velázquez y Villa, con su cercanía y humanidad, con su pasión y conocimientos.

Además también gestionaron en el despacho mi pensión de invalidez y a partir entonces les confío cualquier tema legal que me surja.

Os recomiendo confiar en Velázquez y Villa.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*