¿Cómo circular en una rotonda? - Velázquez y Villa | Abogados Economistas

¿Cómo circular en una rotonda?

¿Cómo circular en una rotonda?

Existen muchos tipos de rotondas. Y en muchas ocasiones nos resulta complicado saber cómo circular en ellas, aunque hay una serie de normas aplicables a todos los casos. Debemos ceder siempre el paso a los que ya están dentro de la rotonda y escoger el carril más adecuado en función de la salida que vaya a coger. Pero aquí empiezan a surgirnos dudas, ¿sabemos cuál es el carril idóneo? Si estoy señalizando la salida, ¿tengo preferencia aunque haya un coche en el carril contiguo? Hoy os damos las claves para circular en una rotonda.

¿Cómo circular en una rotonda?

Si tomamos como referencia los consejos que nos dan en la DGT, todo nos resultará bastante más sencillo. En primer lugar, debemos estar atentos a la señalización, para circular con prudencia. Cuando nos encontremos con esta señal, sabremos que hay una rotonda próxima y debemos adaptar nuestra velocidad y cambiarnos de carril si fuera necesario:

En una rotonda, el sentido del tráfico siempre será el contrario a las agujas del reloj. Además, rige siempre el principio de prioridad de la derecha. Es decir, aquellos que circulen por el carril exterior tendrán preferencia sobre el interior. Y los coches que esperan fuera de la rotonda deben ceder el paso a quienes ya estén circulando por ella. Salvo, por supuesto, en aquellas rotondas en las que exista señalización específica. En cuanto a los cambios de carril y cómo saber cuál elegir en función de la salida que vayamos a coger, en este gráfico encontramos una explicación sencilla:

Casos especiales

Comenzamos con uno que suele crear mucha confusión: Las rotondas partidas que no tienen señalización. Estas suelen tener dos tramos opuestos y se conectan gracias a una isleta central. Si no hay señalización, también rige la prioridad por la derecha. Y así es como deben tomarse y hacerse los giros:

Por último, os mostramos cómo circular si dentro de la rotonda hay ciclistas. En este caso, debemos tomar al grupo de ciclistas como si fuera un único vehículo, dándole la prioridad que tendría en ese caso. Así nos lo muestran en la DGT:

Si has tenido un accidente conflictivo en una rotonda, recuerda que en Velázquez y Villa te acompañamos para que no arriesgues el resultado de tu indemnización.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*