Incapacidad permanente absoluta por aneurismas | Velazquez&Villa

Incapacidad permanente absoluta por aneurismas

Incapacidad permanente absoluta por aneurismas

Caso de éxito Incapacidad Laboral VELAZQUEZ&VILLA. El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria  reconoce Incapacidad permanente absoluta por múltiples aneurismas para una persona que trabajaba como electricista. 

El problema

El demandante, nacido en 1969, se encuentra afiliado en el Régimen General de la Seguridad Social siendo su profesión habitual la de electricista.

Iniciada la vía administrativa ante la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social, y previo Dictamen Propuesta del Equipo de Valoración de Incapacidades , se dictó resolución, en la que se declaraba que el solicitante no se encontraba afecto de incapacidad permanente en ninguno de sus grados.

Presentada la correspondiente reclamación previa, se dictó resolución confirmando el pronunciamiento inicial.

El demandante presenta el siguiente cuadro clínico:

ANEURISMA DE ACM IZQUIERDA CLIPADO (10.2016). ANEURISMAS DE ACM DERECHA Y TOP DE LA BASILAR EMBOLIZADOS (07.2014) TRATAMIENTO EFECTUADO, CENTRO ASISTENCIA AL ENFERMO MEDICO: RIVOTRIL 0,5MG, METAMIZOL 575 MG, ENALAPRIL 20 MG. CONTROL EN HUMV: RHB 9.8.17; URQX 5.7.17.

Además presenta cefaleas tensionales, acúfenos e hipoacusia.

Sentencia favorable del TSJ de Cantabria por múltiples aneurismas

Contra dicha sentencia interpone recurso de suplicación y el Tribunal Superior de Cantabria falla a su favor.

A la vista de tales datos y valorando especialmente que debe evitar realizar todo tipo de esfuerzos, la existencia de cefaleas, la hemiparesia izquierda leve y la disminución de concentración, sintomatología que ha ocasionado su derivación a la Unidad de Deterioro Cognitivo, y que le impide realizar varias tareas al mismo tiempo, por los olvidos y las dificultades de secuenciación, las que son de cierta complejidad o que implican peligro o un mínimo estrés, se le concede Incapacidad Permanente Absoluta.

Esta es la sentencia de este caso:

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*