Incapacidad permanente por enfermedad común | Velazquez&Villa

Incapacidad permanente por enfermedad común para autónomo

Incapacidad permanente por enfermedad común para autónomo

Caso de éxito Incapacidad Laboral VELAZQUEZ&VILLA. El Juzgado de lo Social Nº 3 de Oviedo estimó nuestra demanda de incapacidad permanente por enfermedad común: quemaduras, varices… para una persona  dada de alta en sistema de autónomos como esteticista. .

El problema

Nuestro cliente, natural de Tineo y con 49 años de edad solicitó nuestros servicios para poder cobrar una pensión por incapacidad laboral derivada de quemaduras, varices, etc.

El cliente padece:

C.O.C. BEG  y de ánimo
Secuelas dérmicas de quemadura en cara y ambas manos
Marcha independiente no claudicante
Signos de insuficiencia venosa crónica con empastamiento de cara interna de cara interna de pierna izquierda y edemas en pies sin fóvea
Tumefacción de dedos pies con segundo dedo de ambos pies en martillo y con eritema y leve escoriación de dorso
Rosario varicoso en muslo y pierna derecha
Múltiples cicatrices de ambas EEII de cirugía
Portadora de medias de compresión fuerte hasta la cintura

Sentencia favorable del Juzgado de lo Social por enfermedad común

La preparación y orientación desde nuestros servicios jurídicos permitió el reconocimiento y declaración de la pensión por incapacidad permanente en su grado de Total para su profesión u oficio con carácter vitalicio por enfermedad común en la vía judicial, por medio de sentencia dictada en primera instancia por el Juzgado de lo Social Nº 3 de Oviedo.

En la actualidad nuestro cliente es beneficiario de la Incapacidad Permanente TOTAL y recibe una pensión de carácter vitalicio por ello.

Aquí os dejamos la sentencia:

Este es el testimonio de Irene:

¿Cómo conociste el Despacho?

Mi madre tenía un asunto que resolver, una persona de confianza nos recomendó a Manuel y acudimos al despacho.

¿Qué impresión recibiste en la primera visita al despacho?

Teniendo en cuenta que teníamos un tema muy importante entre manos, la primera impresión fue muy buena, por la acogida y el trato en general. Salimos muy satisfechos de aquella primera visita.

¿Qué problemas tenías? ¿En qué trabajaba?

El caso de mi madre salió favorable y a raíz de eso hable con Manuel sobre mi situación. Era autónoma esteticista y tenía muchas dolencias. Problemas vasculares, óseos, secuelas de quemaduras en manos y cara… estaba de baja laboral y me comentó que con todas esas dolencias cabía la posibilidad de ayudarme con mi situación.

¿Cómo fue tu caso?

Le entregué a Manuel todos mis informes médicos, estudió mi caso y me dijo que había posibilidades. Tenía unas expectativas un poco negativas en cuanto al resultado, pero me inspiró confianza. Lo vi tan seguro que me dejé llevar, fuimos adelante y la verdad es que salió muy bien. El resultado salió favorable, como yo no esperaba. Estoy muy contenta: Es la demostración de que el trabajo bien hecho, por un buen profesional, sale adelante.

¿Quién te notificó la sentencia?

Me llamó Manuel para decírmelo, me entró una sensación… no sé. Desde ese momento estoy en proceso de cambio. Hubo un momento que pensé: “muy fastidiada estoy…”

¿Qué calificación le pondrías al despacho?

9,5. Siempre hay margen de mejora, como me decían a mí en el instituto. Impecable.

¿Se han interesado en todo momento por tus necesidades?

Sí, la verdad es que sí. En cierto aspecto me sorprendí del interés, del empeño de sacar adelante mi asunto.

¿Recibiste información clara, detallada?

Puntualmente y con rigor, con un trato exquisito.

¿Recomendarías el despacho?

Por supuesto, de hecho ya lo estoy haciendo. Si tuviera cualquier tipo de problema, siempre acudiré a Manuel, la confianza es una garantía.

 

“Si tuviera cualquier tipo de problema, siempre acudiré a Manuel. La confianza es una garantía”.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*