La diferencia entre la planificación de la herencia y el testamento

Son conceptos diferentes. El testamento es más que una herramienta muy poderosa si se ha realizado una planificación anterior. ¿De qué sirve a los herederos heredar si, por ejemplo, tienen que renunciar a ella porque no pueden hacer frente al impuesto que les corresponde pagar por recibirla?

La planificación es el secreto. Preparar con antelación, y en el momento adecuado, la estrategia para el futuro. Esto es planificar una herencia, tomando decisiones para reducir la carga impositiva futura, para que esa carga sea asumible para los que la reciben de una manera natural, sin sobresaltos, hacer un reparto adecuado de los bienes… y analizando todas las alternativas.

Dedicar un poco de tiempo a planificar una herencia es una de las decisiones más inteligentes que se pueden tomar y que más agradecerán en el futuro tus herederos.

La mayoría de la gente transmite su herencia cuando muere. La principal razón es que quieren mantener en su poder su dinero mientras están vivos porque les preocupa que algún día puedan necesitarlo. Si puedes demostrarte, a ti mismo, que no necesitarás acceder a todos tus activos, puedes organizarte y anticiparte, conservando el uso de todos tus bienes, y su disposición, mientras aún vivas, y transmitir parte de tu riqueza. Y así vivir los beneficios que tu patrimonio, el fruto de tu esfuerzo, trae a quienes más quieres.

Más información: https://velazquezyvilla.es/guia-de-planificacion-de-herencias

 

    Acepto que mis datos se utilicen con fines publicitarios.

    * Estos campos son obligatorios.