| Velázquez y Villa | Abogados Economistas

Suelo no urbanizable de Especial Protección de Costas

Suelo no urbanizable de Especial Protección de Costas

El Ayuntamiento de una localidad asturiana resuelve expediente para restauración de la legalidad urbanística de las obras de ampliación y reforma realizadas en edificación ubicada en suelo no urbanizable de especial protección de suelo de costas, requiriendo la presentación de proyecto técnico de demolición.

Se basa el acuerdo en denuncia formulada por agentes del SEPRONA y en sucesivos informes de técnicos municipales y de la administración autonómica.

La resolución establece que corresponde a la Administración, y no al administrado, acreditar la antigüedad de las ampliaciones de volumetría efectuadas y en concreto que las mismas se realizaron a partir de 1994 dado que la prohibición del uso residencial en la franja de servidumbre de protección

específica quedó fijada por primera vez en las Directrices Subregionales de Ordenación del Territorio para la Franja Costera aprobadas por Decreto 107/93, de 16-12 (BOPA 16-2-94, Directriz B.b.1).

Por otro lado, en relación al valor que ha de darse a las actas firmadas por agentes de la autoridad establece que el valor probatorio de las mismas solo puede referirse a los hechos comprobados directamente por el funcionario, quedando fuera de su alcance las calificaciones jurídicas, los juicios de valor o las simples opiniones que se consignen en dichas actas y diligencias.

Beneficio: Nuestro cliente, que veía peligrar su casa por una orden de demolición y la obligación de reducirla en superficie y convertirla en nave ganadera, sólo tendrá que retirar algunos elementos de ornato (barandilla, fuente…), manteniendo su casa donde está y como está.

Pincha aquí para consultar la sentencia

“Tras la sentencia sentí una enorme tranquilidad, se me quitó de encima un problema al que llevaba muchos años dando vueltas“.

Este es su testimonio:

¿Cuál era tu situación personal al contratar los servicios?

Era un expediente municipal para derribar gran parte de una casa que tengo en el pueblo.

¿Qué miedos o inquietudes tenías?

Estresado, muy preocupado. Tenía miedo porque uno no conoce las cuestiones legales, ni los entresijos que tiene este tipo de decisiones, y además era la casa que llevaba levantada más de 15 años, y meterme en este lío ahora me parecía algo estresante y yo no era capaz de entender.

¿Crees que desde que contrataste los servicios hasta que recibiste la sentencia transcurrió un tiempo razonable?

Sí, yo creo que fue hasta corto, de hecho yo tenía miedo a que se produjera el desenlace final, pero una vez que lo conocí, ya no tuve miedo, fue agradable.

¿Qué beneficios obtuviste con nuestra intervención profesional?

Primero conseguí entender lo que estaba ocurriendo, que ya no es poco. Y luego poder argumentar y enfrentarte al problema con argumentos claros de tal manera que al final el éxito se produjo.

¿Te sentiste bien asistido en todo momento?

Totalmente, sí.

¿Te transmitieron los letrados tranquilidad?

Sí, gracias a eso sobreviví. Muy bien.

¿Cómo te notificaron la sentencia?

Me llamó Carmen, lo primero de todo para notificarme la sentencia, por teléfono. Luego ya vine al despacho y me la explicaron con detalle.

¿Cuál fue tu reacción al conocer la sentencia?

Una enorme tranquilidad, se me quitó de encima un problema al que llevaba muchos años dando vueltas.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*