Incapacidad permanente por Artrosis | Velazquez&Villa

Incapacidad Permanente por Artrosis

Incapacidad Permanente por Artrosis

Caso de éxito Incapacidad Laboral VELAZQUEZ&VILLA. El  Juzgado de lo Social nº 4 de Oviedo estimó nuestra demanda de incapacidad por problemas de artrosis.

El problema

Un hostelero de profesión y de 63 años, necesitó de nuestros servicios para obtener una invalidez por artrosis degenerativa. A pesar de encantarle su trabajo y el trato al público y tener artrosis no le ayudaba en su día a día.

En esta profesión , estar muchas horas de pie y las manos juegan un papel fundamental en su profesión.

Esta persona era pensionista del régimen general por enfermedad profesional desde el año 1999. 

Le diagnosticaron, trataron y agotaron el período máximo de incapacidad temporal, sin reconocerle la incapacidad. Debía seguir abonando las cuotas de autónomo y no podía atender a los clientes.

Sin capacidad para trabajar y a punto de perder las prestaciones económicas de incapacidad temporal, solicitó ayuda profesional. Se valoraron las dolencias, las exigencias de la profesión y se demandó la incapacidad permanente total. 

El cliente padece:

«TRASTORNO ADAPTATIVO. OMALGIA BILATERAL. ROTURA DEL TENDÓN DEL SE IZQUIERDO INTERVENIDO EN 2013. ARTROSIS GLENOHUMERAL DERECHA. RIGIDEZ DE HOMBROS BILATERAL. ESPONDILODISCOARTROSIS LUMBAR.

Sentencia favorable del Juzgado de lo Social por artrosis


Actualmente tiene ya declarada la incapacidad permanente total por artrosis degenerativa en el RETA, como hostelero, ante el Juzgado de lo Social.

La preparación y orientación desde nuestros servicios jurídicos, sobre la base exclusiva de los informes de los servicios médicos asistenciales de la Sanidad Pública, permitieron acreditar la incompatibilidad para el cumplimiento de las tareas esenciales de su profesión habitual.

Nuestro cliente percibe dos pensiones, anualmente catorce pagas de su pensión de Incapacidad Permananente Total con limitaciones en su capacidad y sin poder desempeñar el trabajo de hostelero autónomo (junto con la pensión que ya tenía reconocida en el Régimen General, por contingencia profesional).

Os adjuntamos la sentencia para vuestro conocimiento:

La artrosis y la incapacidad laboral

En la actualidad, con un diagnostico precoz y con los tratamientos existentes es posible que no se reconozca la invalidez , ya que en muchos casos el paciente puede llevar una vida prácticamente normal y desarrollar su trabajo habitual con normalidad.
En el caso particular de la artrosis de manos se ha observado que no suele producirse una gran incapacidad siempre que se sigan los tratamientos y recomendaciones de los especialistas con los que se suele experimentar una gran mejoría, aunque un porcentaje pequeño de pacientes si que presentan las incapacidad debido al dolor y a pesar de

LAS PROFESIONES MAS AFECTADAS POR LA ARTROSIS
Profesionales dedicados al servicio doméstico y afectará a las manos, rodillas y caderas, pero también puede darse entre los profesionales del comercio, turismo, hostelería o construcción.

Este es su testimonio:

¿Cómo conociste el Despacho?

A través de internet.

¿Qué impresión recibiste en la primera visita al despacho?

Muy buena, me atendieron perfectamente.

¿Qué te decidió a contratar tras la primera visita?

La seguridad que me dio de que había muchas posibilidades. Me pareció que eran expertos en la materia.

¿Qué características positivas destacarías?

El trato, el saber hacer y la seguridad que me aportaron.

¿Cuál era tu situación personal al contratar los servicios?

Estaba trabajando y ya con bastantes problemas de salud, pero todavía no había decidido nada. Miré en la página web y me decidí a llamar, a hacer una consulta para que me orientaran.

¿Qué miedos o inquietudes tenías?

A no ganar y a perder dinero.

¿Qué tipo de problemas tenías?

Problemas de huesos, de traumatología. De prótesis de hombros, de rodilla…

¿En qué trabajabas?

En hostelería, cocina, barra. Tenía un restaurante con un socio y hacíamos de todo. Éramos él y yo, hacíamos de todo.

¿Qué problemas y limitaciones tenías para desempeñar tu trabajo?

Coger pesos, subir y bajar escaleras, estar 12 horas de pie cada día. Agacharme, levantarme…

¿Crees que desde que contrataste los servicios hasta que recibiste la sentencia transcurrió un tiempo razonable?

Suponiendo lo que me había dicho Manuel de lo que iban a tardar, yo creo que sí. Lo que me esperaba. Los plazos que me dio Don Manuel se cumplieron, sí.

¿Qué beneficios obtuviste con nuestra intervención profesional?

Haberme sacado la pensión, si no es por ustedes no sé a dónde tendría que haber llegado. Esto me lo denegaban a todas horas.

¿Te sentiste bien asistido en todo momento?

Sí, me transmitió una tranquilidad y una seguridad que yo no tenía.

¿Cómo te notificaron la sentencia?

Me la notificó Manuel, primero me llamó y luego fui al despacho y ya la comentamos.

¿Cuál fue tu reacción al conocer la sentencia?

No me lo creía, todavía no me lo creo muy bien.

¿Qué beneficio obtuviste?

De carácter personal sobre todo, y profesional. Estar trabajando todos los días con esos dolores…

«Si no es por ustedes no sé a dónde tendría que haber llegado. Esto me lo denegaban a todas horas.«.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*