| Velázquez y Villa | Abogados Economistas

Indemnización para una estudiante tras caer en una alcantarilla

Indemnización para una estudiante tras caer en una alcantarilla

CASO:

Nuestra cliente, estudiante, solicitó nuestros servicios con el objeto de ser indemnizada por todos los gastos médicos y de tratamiento rehabilitador que estaba soportando derivado de un suceso ocurrido mientras acudía a un espectáculo público.

Cuando iba a acceder al recinto pisó sobre la tapa de una alcantarilla, la cual cedió, haciendo que se precipitara por la misma (véase el vídeo en el link señalado abajo entre los minutos 1:36 y 1:40). Como consecuencia de dicho suceso, tuvo una serie de lesiones que le impedían caminar con normalidad, precisando ayuda de especialistas médicos durante muchos meses. Ante esta situación, se reclamó al Ayuntamiento que tenía la obligación de mantener en condiciones idóneas mobiliario público, y tras las reclamaciones administrativas legalmente establecidas, se incoa procedimiento judicial por nosotros en concepto de responsabilidad patrimonial de la administración. Tramitado el procedimiento judicial, se dictó sentencia por el que se condena a la Administración Local a pagar a nuestro cliente la cantidad de SEIS MIL DOSCIENTOS OCHENTA Y SIETE EUROS CON CUARENTA Y DOS CÉNTIMOS (6.287,42 €) más los intereses legales desde la fecha de la reclamación (298,70 €).

Beneficio: Nuestro cliente recibió indemnización por responsabilidad patrimonial, así como el pago de todos los gastos que le supuso la recuperación completa de sus lesiones.

Pincha aquí para consultar la sentencia.

 

El abogado me defendió muy bien, fue todo perfecto. Su actuación fue impecable.

En el minuto 1:36 del siguiente vídeo se puede ver cómo nuestra cliente se precipita por la alcantarilla.

Este es el testimonio de Valeria:

¿Había ido o asistido a un juicio antes de este?

No, la verdad es que no

¿Cuál fue el trato de los letrados en el despacho, en el juzgado?

Muy bien en todo momento. Llamándome con las noticias cada poco, siempre pendientes. Muy bien.

¿Acudió usted a presenciar el juicio?

Sí, sí.

O sea, ¿fue presencial?

Sí.

Cuéntenos cómo se desarrolló

Fuimos allí, ya me dijeron que no podía decir nada, no podía hablar. Pero ya tenía a la letrada y a la procuradora. Empezaron cada uno exponiendo sus partes, no estaba muy de acuerdo con la parte contraria claro. Pero el abogado, la verdad me defendió muy bien, dijo todo lo que yo pensaba, y todo perfecto.

¿Qué le pareció el comportamiento de los restantes letrados, del juez?

Me pareció que el juez no iba muy a mi favor, la verdad. Más en mi contra. Mi abogado hablaba y parecía que el juez iba más a favor del otro abogado, en mi contra. Al final resultó bien la cosa.

¿Cómo calificaría la actuación del letrado que la asistió?

Impecable.

¿Le sorprendió la postura del Ayuntamiento de León?

No me sorprendió, se supone que tienen que defender su parte y evidentemente no me iban a dar la razón, tenían que luchar un poco. No sabía cómo iba eso, pero yo no estaba muy de acuerdo con lo que estaban diciendo, pero ya me habían dicho que iba a ser así.

¿Cómo se sintió? No querían hacerle caso…

Muy frustrada la verdad.

Cuéntenos un poco como fue el caso.

Yo fui a ver un partido de futbol y justo antes de empezar me caí en una alcantarilla, estaba como para arriba, no se veía. Se hundió cuando yo la pisé. Había gente alrededor, incluso policías de León. En el video se ve que se están acercando, pero como me están ayudando se van hacia atrás. Yo en ese momento no fui a urgencias ni nada, aunque me dolía, porque como iba con amigos no quería fastidiarlos ni nada. Entramos al partido, yo andaba coja, me dolía el pie, pero dije “bueno, ya se me pasará”. Al día siguiente no me podía levantar de la cama, me dolía el pie, no podía caminar. Llamé al fisioterapeuta. Me dio cita para cuatro días después, empecé a ir al fisioterapeuta durante un tiempo, en lo público no me hicieron ni caso. Se ve que ese fue el error. Debería haber ido en el primer momento a urgencias, pero de aquella no lo sabía. Seguí yendo al fisioterapeuta durante varios meses, un tratamiento que tenía que pagar yo, hasta que decidí denunciar. Me estaba gastando mucho dinero, en rehabilitación, en resonancias… por lo público no me lo querían hacer, y yo sabía que tenía algo y claro todo a mi cargo.

¿Cuál fue su reacción al conocer la sentencia?

Muy contenta, la verdad que no me lo esperaba.

¿Repetirías en el despacho los trabajos contratados?

Sí, claro.

¿Encargarías nuestros servicios profesionales y por qué? 

Sí, nunca me había pasado nada parecido. Nunca había tenido que denunciar. Y muy bien, no tenía mucha fe en ello, pero al final muy contenta.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*